PARA PONER EN CONTEXTO

Para situarnos en contexto, El Marqués de la Vega-Inclán fue el creador de la Comisaría Regia de Turismo en 1911. Se trataba de una persona muy relevante por aquel entonces por la importancia que le dió a los bienes artísticos, como impulsor de la marca turística.

Entre sus mayores inquietudes estaba el patrimonio histórico-artístico, lo paisajístico, huyendo de la masificación del boom turístico que llegaría más tarde en la década de los años sesenta con el turismo de sol y playa. Uno de sus objetivos era recuperar la reputación, el sentido y la identidad nacional.

MEJORAS EN EL TURISMO

Por ello, y a través de la Comisaría Regia,hizo numerosas aportaciones con sus viajes al extranjero, su modelo regeneracionista y con el estímulo de la Institución Libre de Enseñanza. Era un gran conocedor de las instituciones museísticas más importantes de Europa, creando nuevas formas de gestión turística con el único propósito de dar consistencia a la economía nacional. 

Desde su dirección en la Comisaría, mejoró muchísimo la entrada de viajeros a través de las infraestructuras marítimas tanto del Cantábrico, como el Mediterráneo y el Atlántico. El turismo fluvial era sumamente notorio, promoviendo viajes al interior de la Península y facilitando los trámites de visados para los viajeros. Además, con políticas de precio especiales a los destinos de interior se dió a conocer las ciudades monumentales de mayor interés. Por citar algunas: Granada, Málaga, Sevilla, Mérida, entre otras.

Por otra parte, incluyó muchos tramos ferroviarios inexistentes en ese momento, disminuyendo las posibilidades de captación de viajeros, por lo que satisface las necesidades que estos tenían y veían que eran cumplidas. 

EN EL SECTOR HOTELERO

Si hablamos del sector del alojamiento, durante su época se crearon hoteles de lujo tan emblemáticos como el Ritz y el Palace de Madrid, el Ritz de Barcelona, el Real de Santander, el Gran Miramar de Málaga, el Alhambra Palace de Granada y el Gran Hotel de la Toja, por citar solo algunos.

Durante su mandato, se instauraron los Paradores Nacionales, siendo estos paradores edificios históricos, castillos, conventos o palacios de gran valor. Sabiendo lo importante que era la política turística en el exterior realizó la apertura de oficinas de turismo en otros destinos internacionales, generando una perceptible marca turística de nuestro país.

EN LA CULTURA

Auténtico enamorado de la historia y la cultura, se editaron numerosos libros sobre los tesoros artísticos nacionales. Un personaje que puso todos los valores con los que contaba España al servicio del Turismo creando una identidad muy definida como país. 

MOTIVOS PARA ESE MODELO

¿Por qué nuestro país debería de retomar la senda turística que empezó a diseñar el Marqués de Vega Inclán? La respuesta puede ser tan simple como compleja y laboriosa de explicar.

Empezamos por mencionar la gran masificación turística que vive numerosos destinos tanto de interior como de Costa en nuestro país. Eso, entre otros motivos, ha ocasionado un malestar generalizado entre la población local generando una imagen anti-turismo nunca antes existente.

Por otra parte, nuestros mayores tesoros como son el patrimonio material e inmaterial, la gastronomía, la cultura, etc se ha quedado en un segundo plano debido a que las acciones turísticas han ido encaminadas a aumentar cuantitativamente, en lugar de cualitativamente.

Desde el punto de vista de la distribución y comercialización hotelera, en muchos destinos donde se sigue en el paradigma de los 60, todavía se sigue en el modelo del boom turístico en cuanto a la gran importancia que tienen hoy día la turoperación turística. Esto es enorme problema puesto que la turoperación, y muchas veces los bancos de camas, venden la habitación del alojamiento turístico por debajo del PVP que tienen esos alojamientos en la venta directa. Por lo cual, ya tenemos una disparidad que muchas veces es muy compleja de tratar con la turoperación y otros intermediarios. A eso hay que añadirle que estos tipos de canales suelen vender grandes cantidades de camas a coste bajo (venden volumen). Aunque este artículo no es referido a Revenue Management, si tiene que relación la masificación de muchos destinos de Sol y Playa con el modelo de distribución.

¿Cómo podría España cambiar ese enfoque? Retornando al modelo del Marqués De la Vega-Inclán, creando productos turísticos culturales de valor, infraestructuras realmente necesarias (por ejemplo, grandes superficies de retail de lujo), enfocar la promoción turística a aquellos mercados emisores dónde más gasto ahí y exportando una imagen de lo que España como país de una gran inmensidad de historias muy ricas por conocer. Un nuevo enfoque cultural, no supone un rechazo a otras tipologías turísticas, únicamente saber qué es nuestra real identidad nacional y qué podemos enfatizar con mayor alcance.